sábado, 22 de septiembre de 2018

EL PURGATORIO HUMANO

A:L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo

Si el hombre devora la naturaleza ¿quién devora al hombre?
Felas du Richard

Los humanos somos conflictivos, sentimentales, agresivos, emotivos, frágilmente manipulables, devotos, enfermizos y al mismo tiempo muy resistentes. Soñamos, construimos y simultáneamente respiramos un  aire de fantasías, de creencias y esperanzas; de soledad y de silencio mental. Esta es nuestra realidad. Una realidad peligrosamente programada y para la cual estamos siendo diariamente bombardeados. Somos alimento de una maléfica especie ignorada, mimetizados por las religiones y las engañosas expectativas que nos impone una poderosa maquinaria mortal llamada mátrix.

Existen figuras dentro del ajedrez humano perfectamente desconocidas por la comunidad terrícola que interfieren su verdadero sentido de identidad y comportamiento, enmascarando la realidad sobre el enigmático campo de la existencia en el que nos  encontramos ingenuamente jugando. Nuestros científicos han tomado - clandestinamente inducidos por ciertas entidades - un camino muy estrecho, lento y contradictorio apoyado en bases generalmente débiles y perfectamente duales. El avance de nuestra civilización es realmente muy pobre debido a la manipulación por seres que la gran mayoría desconocemos y hasta negamos, ya que su contexto vital bordea y penetra para los humanos un irracional mundo quimérico.

Dentro de esta gama de figuras se encuentran unos seres etéreos identificados como arcontes (gobernantes) que radicalmente nos dominan. Los arcontes son seres bioplasmáticos, inorgánicos y  sin alma; formas de pensamiento divorciados de La Fuente.

Los arcontes son  originarios de los brazos de la galaxia que se transforman en inteligencia artificial. Son una fuerza alienígena quienes actúan como verdaderos parásitos que invaden la mente humana, actuando como  legítimos hackers mentales.


En los textos del Nag Hammadi, los gnósticos de la época ya hacían mención acerca de estos malévolos parásitos invasores de la mente humana conocidos como arcontes. Según estos antiguos escritos ya Jesús advertía sobre la existencia y peligrosidad de estas bioplasmáticas criaturas, a las que Él mismo combatía, llegadas a la Tierra hace aproximadamente 4.000 años a de C.

Textos del Nag Hammadi

Estos demoníacos seres inhiben la posibilidad de alejamiento de la mátrix, -sobre cuyo tema ya abordamos en un artículo anterior- que nos imponen los híbridos, intra y extraterrestres dueños del mundo, alejando la conexión divina con La Fuente a la que los humanos por derecho propio tenemos acceso directo.

Infortunadamente, como serviles lacayos ignoramos esta sagrada posibilidad por estar ocupados en la comedia humana del tenebroso dominio religioso y conductual. Los arcontes nos necesitan. Se alimentan de nuestra poderosa energía electro-plasmática, emanada de nuestras emociones, nuestros miedos, nuestras inseguridades nacidas de la peligrosa dualidad, de nuestro dolor y de nuestras culpas. Igualmente, somos su sustrato alimenticio mediante la succión energética producto de las oraciones, los traumas del pasado, los sueños, el espiritismo, las drogas, el alcohol, la ira, la lujuria, el dolor, el egoísmo, las meditaciones (al colocar la mente en blanco) y los fluidos sanguíneos y espermáticos.

Estas entidades a manera de parásitos se colonizan en nuestras mentes, siendo éstos los creadores de energías emocionales conflictivas que destruyen nuestra vida y obstruyen la prosperidad de nuestras realizaciones, pero lo más destacado, es que nos alejan de nuestra identidad divina. Necesitan otorgarnos mentalmente sentimientos y emociones invertidas para ellos nutrirse de sus respuestas energéticas, convirtiéndonos en marionetas industriales para sus fatales designios.


Religión y arcontes
Los arcontes existen en la diversidad de la existencia y han sido utilizados por otros seres Arcónticos reptiloides como útiles mascotas para consolidar el dominio de esta “granja humana”  diseñada para cosechar sufrimiento y conflicto como acertadamente lo define Robert Monroe.

Reptiloides y draconianos han creado la manera y los medios donde estas repugnantes larvas puedan realizar su trabajo de extracción electro-  plasmática, estableciendo y fomentando las religiones con dos fines básicos:


  1. Lograr adoración y veneración a manera de dioses tipo Jehova, Yave, Ala, Prometeo, o cualquier otro nombre “deídico”. Estos corresponden al mismo alienígena reptiloide de origen anunaki conocido como Enlil.
  2. Facilitar el trabajo extractivo de los arcontes sobre las mentes de los ingenuos creyentes o feligreses que las profesan reunidos en los famosos hospitales mentales conocidos como iglesias o templos.


Las religiones son una trampa donde nuestros cándidos semejantes se reúnen en los templos a depositar sus problemas, emociones, peticiones, plegarias de adoración, rezos y oraciones a dioses falsos y a ocultas figuras embaucadoras. Todas estas energías alimentan a estas huestes arcónticas mientras simultáneamente engordan las corruptas arcas del Vaticano y de otros jerarcas religiosos al servicio de la manipulación y el engaño.

En estos templos, al igual que en los grandes estadios del fanatismo recreacional, pululan por millones los arcontes vorazmente posesionados como hienas en las mentes de los hombres, engullendo las energías emocionales y sentimentales por los humanos emitidas.

Estos son realmente los dioses y santos que se alimentan de nuestras plegarias

Bien sabemos que el dios que se adora en esos templos psiquiátricos o iglesias, es un dios falso, un draconiano reptiloide, vengativo, injusto y depredador que exige adoración, veneración y exclusividad.

Igualmente, en los templos se venera y alaba a las famosas vírgenes, figuras femeninas inexistentes en la realidad. Estas “vírgenes” han sido proyecciones desde naves o desde un espacio de la cuarta dimensión, a grupos o personas para reforzar el dominio religioso, evocando la imagen de una mujer como supuesta “madre de dios”, valiéndose para ello del concepto predominante de ternura característico de la naturaleza femenina.

¿La madre de dios? ¿De qué dios estamos hablando?  Si ni siquiera la  mente humana ni la de esos mismos extraterrestres tienen acceso hasta La Fuente, entonces, ¿cómo se pretende idealizar y representar a la madre de La Fuente?

Si los cristianos se refieren la madre de Jesús, es oportuno  recordar:

a. Que esta veneración es una estrategia pecuniaria y dominante del Vaticano acordada en el Concilio de Trento, desarrollado en periodos discontinuos durante 25 sesiones entre los años 1545 y 1563 de la  era cristiana,  presidida por híbridos reptiloides.
b. Que el maestro Jesús, el más grande personaje de todos los tiempos, y quien decididamente luchara contra los arcontes y por cuya misma causa fuera brutalmente agredido por los remanentes sanguíneos de la cultura sumeria, fue un emisario enviado por seres de la Confederación Galáctica de la Luz.
c. Que Jesús nunca fundó religión ni exigió veneración alguna, mucho menos adoración para su madre o para su esposa María de Magdala. El cristianismo lo creó Pablo de Tarso, un personaje muy controversial de la época, hoy cautivado en el trasfondo cristiano bajo el pseudónimo de San Pablo. ¡Qué comedia tan abominable la de éstos malévolos personajes!  Las religiones invierten, ocultan y contradicen la verdadera espiritualidad inherente a la esencia  humana.
d. Que Jesús el Kristo no es la Causa Prima, La Fuente. Es un sagrado vínculo emanado de La Fuente, quién difundiera la luz de enlace para alcanzarla. Tanto el amado Jesús como nosotros somos hologramas de La Fuente; Jesús de la séptima dimensión, nosotros de la tercera.

El espiritismo es un teatro de actores hechos a voluntad de los arcontes que manipulan la mente de sus víctimas haciéndoles creer que desde otros planos existe una comunicación etérea con santos, muertos o seres de superiores dimensiones. Es un peligroso sainete como todo lo que se origina con estas sanguijuelas depredadoras. El espiritismo es una posesión. Las posesiones corresponden a violentas manifestaciones arcónticas.


Es imperativo advertir el peligro de utilizar juegos de interrelación con la Ouija. Este juego es uno de los más misteriosos y atemorizantes que existen en el mundo, al que algunas personas intentan entablar un supuesto contacto con los espíritus de los difuntos a través de este tablero.

La Ouija es una delicada y funesta llave inter-dimensional que puede llevar a la locura o a una lamentable posesión demoníaca generada por arcontes desde la mente del poseído. En realidad la comunicación no se encuentra en el tablero sino dentro de la mente de quien lo manipula.

Sueños y arcontes
Soñar es una actividad de la mente formada por bioplasma, implantada en el cerebro a manera de película de la cual somos pasivos espectadores, asociada a errores y expectativas de la conducta humana con apariencias de reales. Son ilusiones que la neurología desconoce radicalmente. Los ensueños de los arcontes son nuestros sueños.


Las manipulaciones oníricas, los sueños al igual que los ensueños, son creaciones arcónticas quienes como genios de la dualidad y  de la imitación los implantan en los espacios de los diferentes movimientos cíclicos cerebrales. El cerebro vibra en 5 frecuencias creando ondas cíclicas de actividad y reposo.


  1. Ondas (B) beta: Actividad normal, estados de vigilia.
  2. Ondas (A) alfa: Ensueño, relajación,  paz, serenidad.
  3. Ondas (T) teta: Sueño menos profundo con “sueños”.
  4. Ondas (D) delta: sueño muy profundo pero sin sueños.
  5. Ondas (G) gamma: No contempladas por la neurología,  vibran entre 40 y 120 Hz  se presentan en momentos de descontrol psico-mental como excesos de estrés, de violencia, de ira, invasiones “diabólicas” y pérdidas de identidad. Estas ondas G confirman la presencia de posesiones 100% arcónticas.
Los arcontes atacan de manera reiterada en frecuencias tipo B; violentamente durante el sueño cuando el cerebro esta en ondas tipo T y en descontroles emocionales de ondas tipo G.  Sutilmente durante los ensueños en frecuencias vibracionales tipo A, y nunca en ondas D como tampoco en organismos 100% alcalinos. Pueden mimetizarse por dioses, ángeles, personas conocidas o difuntos.  Los arcontes moldean situaciones, lugares y posiciones a conveniencia, dentro de un contexto paradisíaco de supuesta realidad. Y pensar que absurdamente existen tratados sobre la interpretación de los sueños y lo peor, entusiastas seguidores.

Bajo la influencia de narcodependientes y/o somníferos y en estados depresivos, el cerebro ingresa a una dimensión paralela vibrando en frecuencias atípicas no identificadas por la ciencia (sin movimientos REM), parecidas a las ondas cíclicas tipo A y T donde la red eléctrica o sistema nervioso se encuentra totalmente desprotegido, inhibiéndose por completo la estabilidad homeostática dentro de un abonado  campo de cultivo arcóntico.

Aunque el cuerpo esté diseñado para alcanzar sueño profundo en ondas D, generalmente más del 95% de la humanidad no lo consigue, o lo logra de manera irregular y esporádica. Esta patología es provocada gracias al manejo de iras, envidias, obsesiones, ambientes, alimentos y medicinas intencionalmente producidas para lograr este letal objetivo.

Ensueños, “sueños” y proyecciones
Un ensueño es una momentánea falsa ilusión del cerebro en estado alfa  sobre un suceso, proyecto, aspiración, cosa u objetivo que se anhela o se persigue, pese a ser muy improbable que se realice pero se aspira con placer. En los ensueños está también la inequívoca presencia de arcontes como remanentes de sus comprometedoras y apetecidas fantasías.


Proyección es una imaginación continuada a manera de película mental, programada a conciencia sobre hechos y acciones que se quieran llevar a la realidad. La proyección se realiza en estado alfa. Puede confundirse semánticamente con “soñar” (Soñar no cuesta nada… sueña y persigue tus sueños). Las altruistas proyecciones son espacios mentales sin intervención alguna de arcontes, diseñados para fabricar “milagros”.

¡PROYECTA Y PERSIGUE TUS PROYECCIONES!

Arcontes y conflictos
Estas huestes satánicas pueden infiltrarse temporal o permanentemente en las familias, en las personas o parejas que carecen de un sólido blindaje espiritual que los proteja y mantenga conectados con La Fuente.

Los conflictos de familia o de naciones, las guerras y la delincuencia son provocados por arcontes para saciar su sed nutricional con la energía vibratoria de la ira, del dolor, de la sangre o la venganza. Actúan desde la mente de sus actores contaminando sus estados emocionales para beneficiar el establecimiento del Nuevo Orden Mundial –ya sutilmente vaticinado en el billete de US $1- o agenda exhaustiva redactada por la ONU e implantada por las élites iluminati para afligir y reducir la humanidad con el macabro objetivo de apoderarse totalmente del planeta.


Los arcontes pueden imitar pero no pueden crear –tampoco imaginar- debido a que ellos NO derivan directamente de La Fuente. Imitan falsas realidades, son maestros del engaño, de la mentira y de la suplantación, basados en el manejo de la dualidad.  No hay amo de la creación, todo es Unidad, es Emanación de La Fuente. Lamentablemente nuestra humanidad es adicta a la dualidad y a las fantasías.

Los arcontes son requeridos por Arcontes mayores o autoridades reptiloides para manejar la desdichada “rueda del sansara” o “ad infinitum circulo vicioso” de la presencia humana, que tanto dolor y retraso evolutivo causan al hombre, y a nuestro planeta Tierra adornado de una enorme masa de 7.500 millones de ignorantes esclavos.

Mediante el tema de la reiterada  reencarnación, una verdad indiscutible y comprobada, (que el gran conglomerado ignora, otros tantos niegan y muchos esotéricamente la consienten y justifican) es que son utilizados los arcontes por los reptiloides con el propósito de disfrazar un engaño y mantener activa una rentable industria de costosas ilusiones humanas, característica primordial de este ignorante valle de lágrimas.

Accidentes y Enfermedades 
Existe una perversa programación de accidentes, muertes accidentales y similares que no se corresponden con aspectos de azar,  tampoco asociadas al destino y lamentablemente carecen de explicación académica. Son rutinas fatalistas que alimentan el sustrato arcóntico, aprobado antes del nacimiento por nosotros mismos  bajo artificio de karma y beneficio para supuestamente pagar “efectos de culpa” de nuestra anterior presencia en este plano.  Algo análogo sucede con las enfermedades.

Una enfermedad en el hombre, es un desequilibrio de los códigos mentales establecidos en el cerebro, causantes de dolor, depresión mental, disminución vital y tendencia entrópica.

Las enfermedades se producen en el cuerpo mental, descienden al cuerpo emocional y desde allí al plano físico. Cada enfermedad está representada por códigos patógenos, códigos que son simbolizados matemáticamente en la realidad quántica.

Mente====-> Emociones ====-> Cerebro ====-> Órgano

El cerebro contiene el total software orgánico. Los órganos humanos vibran en diferentes frecuencias manejadas desde el cerebro, así como cada enfermedad igualmente vibra en un código de frecuencia específico también desde el cerebro.

La enfermedad se va estructurando de la siguiente manera:

1. Los arcontes intervienen como parásitos y a su conveniencia la mente humana, poseyéndola y programándola.
2. La programación anterior se traduce en respuestas sentimentales o emocionales que se manifiestan en un espectro visible entre 750 y  580 nanómetros, colores rojo, naranja, amarillo, verde y azul claro del aura humana (Chrakras 1, 2, 3, 4, 5).

Nanómetro es una medida de longitud que equivale a la milmillonésima parte del metro

3. Cada diferente código intervenido, emocional o sentimental, contacta al respectivo órgano que posee su frecuencia vibratoria similar en el cerebro, generándole una respuesta negativa que de inmediato comienza a reflejarse en dicho órgano de manera irregular.
4. Diferentes códigos atípicos que coexisten implantados dentro del cerebro, pueden activar microorganismos físicos llámense priones, virus, bacterias, hongos, protozoos, que invaden y colonizan el cuerpo físico formando edemas, infecciones y hasta la muerte.
5. Aparece una respuesta patógena llamada enfermedad, y aunque no necesariamente intervengan microorganismos físicos, pueden activarse microorganismos astrales y aumentar las posesiones arcónticas que llevan a la confusión, la demencia, la psicopatía, la depresión y otro sinnúmero de reacciones clasificadas dentro del campo de la psiquiatría. Las verdaderas causas o etiologías patológicas son actualmente desconocidas, aunque posiblemente sospechadas, por algún estamento de la ciencia médica. 

Arcontes >>->Mente==->Emociones==->Cerebro==->Órgano

La calidad de vida, la estabilidad humana y el camino evolutivo dependen desafortunadamente de una mente carente de autonomía propia. Dependen de una mente atrapada e intervenida que codifica el software de nuestra fantasiosa realidad. 

¿Existe realmente el libre albedrío, o es una farsa?

La mente es el recipiente utilizado como espacio ideal para que los perversos arcontes como genuinos demonios -y de manera recidivante- invadan e intervengan negativamente nuestros espacios emocional y mental, apoyados por nuestra ignorancia y permisividad, producidas por la brutal mátrix que impunemente nos han  implantado.

Diferentes lecturas del aura humana a la luz de la cámara Kirliam, solo hay una alcalina.

Entre 580 y 350 nanómetros correspondientes al espectro visible azul índigo y violeta - equivalentes a estados orgánicos de pH alcalino- no es posible la presencia de microorganismos, tampoco de células cancerígenas ni enfermedades degenerativas. El motivo es que a dichas frecuencias vibratorias NO puede producirse posesión argóntica alguna. Los arcontes no pueden invadir mentes humanas asociadas a estructuras orgánicas con un pH alcalino, solo lo hacen en organismos que se caracterizan por tener un pH ácido.

Jesús y la sanación
Sea este el momento oportuno para reiterar que el maestro Jesús es y fue el más férreo combatiente de las influencias arcónticas. Jesús conocía de las posesiones arcónticas y el origen de las enfermedades, y por supuesto, el origen de los decesos por estas causas. Dado Su generoso poder de convicción y Su identidad vinculante con La Fuente, los vencía, generalmente contactando con sus manos la cabeza del enfermo. En ello radicaba su soberanía de sanación y hasta el camino de retorno desde el más allá como se relata en la biblia y en otros textos clasificados como apócrifos.

Despojando arcontes

El Señor Jesús no curaba, alejaba los arcontes de sus maléficas posesiones dentro de la mente de sus víctimas. Por tal motivo, el mismo Jesús les advertía a quienes atendía luego de cada despojo: “… y no vuelvas a pecar”, invitándolos a cobijarse con la maravillosa manta del amor y  de la reflexión.

Nunca antes existió una figura tan incómoda para los arcontes como la figura presencial de Jesús el Kristo quien plasmara con SU ejemplo pragmáticas enseñanzas para nuestro beneficio, las cuales fueran tergiversadas, adornadas y manipuladas como caramelos para endulzar las bases absurdas de las peligrosas religiones.

Jesús no curaba, sanaba alejando los arcontes

Venciendo a los arcontes
Los humanos somos entes divinos derivados de La Fuente, tristemente  utilizados como sustento físico y energético de entidades manipuladoras y con fines oscurantistas. Los arcontes tienen conexión con planos superiores, por lo tanto poseen dominio del plano que habitamos, además,  no son detectados aunque ya sabemos de su existencia.

En el absurdo campo de la manipulación arcóntica y aunque pertenezca a una triste realidad, no todo es caos ni dolor. Poseemos herramientas y sencillos recursos que debemos utilizar para eliminar esta maléfica tortura.

1. Recuperar y reconocer la conexión e identidad directa con La Fuente, actuando como verdaderos hologramas de la divinidad, ejerciendo con humildad la grandeza del amor como auténticos seres de luz.
2. Eliminar el miedo y la culpabilidad en todas sus manifestaciones.
3. Romper con los esquemas  que nos brinda la falacia de la dualidad.
4. Revisar, libre de fanatismos y con objetividad, las creencias establecidas en nuestro convencional acervo cultural. 
5. Abandonar ritos, cuestionamientos religiosos y  consumos salvajes e irracionales impuestos por una arrolladora mátrix de adormecimiento espiritual.  “Manos que sirven son mejores  que  labios que oran.” (SSSB)
6. Abstenerse de sacrificar y/o consumir energías de animales muertos. Así mismo, inhibirse de ingerir productos que generen acidez orgánica, vicios y/o narcodependencia.
7. Abandonar definitivamente las malas compañías, sin excepción alguna. La contaminación arcóntica del campo áurico es una innegable realidad de este purgatorio humano.
8. Reafirmar diariamente desde el corazón, a manera de convicción, la propia y legítima libertad y soberanía, expresando libremente que nada ni nadie tiene poder de dominio sobre nuestra emanación divina. Debe mantenerse siempre sólida esta posición, especialmente luego de trascender hacia planos superiores desde esta dimensión.
9. Apoyarse energéticamente con campos de energía tipo ORGONTER que eliminan el efecto de radiaciones electromagnéticas e inhiben la presencia de influencias negativas,  abducciones, larvas y seres de la oscuridad.

H: y G: al G:.A:.D:.U:. Que todos seamos eternamente felices.
Felas du Richard

Caballeros Masones Élus Cohen del Universo, JEG
En la República Democrática de Colombia, marzo 21 de 2018, año m:. 6018

sábado, 7 de julio de 2018

Planeta de muchos

A:L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
Felas du Richard

Esta es una  fotografía real de la Tierra, no autorizada por la Nasa

Mitologías griegas y nórdicas hablan de toda una civilización viviendo en un mundo completamente diferente, compartiendo el planeta con nosotros. La teoría de la Tierra Hueca no es sólo un elemento de la mitología y de la ciencia  ficción, son muchas las evidencias que demuestran la existencia real de seres compartiendo “nuestro mundo” dentro de nuestro mundo.

Aunque muchos de nuestros actuales científicos rechazan intencionalmente la teoría de la Tierra Hueca, el planeta Tierra es una esfera con un núcleo en el centro, estructuralmente hueca en su interior. Los cálculos de ondas sísmicas y gravedad convencionales lamentablemente son inexactos ya que no ha sido posible explorar las profundidades de la Tierra.

La teoría de la Tierra Hueca de Edmund Halley
Uno de los primeros teóricos de la Tierra Hueca fue el conocido astrónomo inglés Edmund Halley. El señor Halley descubrió que el campo magnético de la Tierra cambiaba gradualmente con el tiempo, y esto era solo posible si varios campos magnéticos estuvieran rodeando la Tierra. Sin embargo, Halley llegó a la conclusión que la Tierra era un cuerpo hueco que consta de cuatro concéntricas esferas, una dentro de la otra. Incluso propuso la existencia de formas de vida desconocidas presentes en cada una de estas tierras interiores.

La Teoría de la Tierra Hueca, sin núcleo
Para muchas personas esta es la versión más creíble de la teoría de la Tierra Hueca, la cual sugiere que la Tierra es hueca por dentro, sin ningún tipo de núcleo. Varios teóricos de la conspiración han añadido sus propias perspectivas a esta teoría. El matemático y físico suizo Leonhard Euler propuso la presencia de un sol interior que proporcionaba luz solar a la Tierra interna. El ex oficial del ejército John Symmes sugirió que había dos accesos a la Tierra Hueca, una en el Polo Norte y otra en el Polo Sur, a través de las cuales se podía acceder a la Tierra interior.


El nazismo y la Tierra Hueca
El dictador alemán de origen austriaco Adolf Hitler, quien tenía contactos con seres supuestamente extraterrestres (aunque eran intraterrestres), financió una expedición para ingresar a la Tierra Hueca en la Antártida, y al parecer fue todo un éxito. 
Existen evidencias respecto a una secreta pero asidua colaboración aeroespacial entre nazis y los seres que habitan el interior en la Tierra Hueca. Durante la Segunda Guerra Mundial, miles de científicos alemanes e italianos desaparecieron, supuestamente para escapar al interior de la Tierra a través de la entrada ubicada en la Antártida, infortunadamente fueron luego utilizados como insumos alimenticios.

Expediciones del almirante Byrd
El almirante Richard Evelyn Byrd de la armada de los EE.UU., realizó una expedición al Polo Norte el 19 de febrero 1947, en la que el propio almirante y su equipo descubrieron el acceso a la Tierra Hueca en el Polo Norte. Byrd incluso accedió a su interior, en el cual vio un paisaje sin hielo, iluminado con un sol permanente, con montañas, lagos, ríos, una gran vegetación y extrañas criaturas entre las que había un animal parecido a un mamut. Byrd habló también de máquinas voladoras que nunca había visto antes, y que conoció al rey y la reina de este mundo bizarro que fue llamado Agartha. El señor Byrd registró todas sus experiencias de Agartha en su diario, que todavía es considerado como un novedoso hallazgo en torno al tema de la Tierra Hueca.

El Monte Shasta, California
Situado en la Cordillera de las Cascadas, el Condado de Siskiyou, California, se encuentra un enorme volcán activo de unos 4.322 metros de altura llamado Monte Shasta, el cual, además de ser un punto de referencia natural, es también el centro de un gran número de avistamientos bien documentados de extrañas criaturas y ovnis. Curiosamente, Byrd también mencionó haber visto extrañas criaturas y misteriosas máquinas voladoras en el reino de Agartha. Incluso hay muchas personas que creen que hay toda una civilización desconocida debajo del Monte Shasta. El geólogo británico J.C. Brown, mientras excavaba en 1904 en el Monte Shasta en busca de oro, descubrió accidentalmente una cueva que tenía once kilómetros de largo, que se dirigía directamente hacia el interior de la tierra. Este descubrimiento se convirtió en una de las mejores evidencias de que el Monte Shasta es una entrada a la Tierra Hueca.

Monte Shasta, California

Cueva del Mamut, Kentucky
La Cueva del Mamut, Kentucky, es considerado el sistema de cuevas más largo el mundo además de ser un lugar conocido por una serie de observaciones de una criatura desconocida, así como numerosos avistamientos de ovnis. Estas cuevas están clasificadas como otro acceso a la Tierra Hueca.

Los niños verdes de Woolpit
Y en estas evidencias de la Tierra Hueca no puede faltar la versión de los niños verdes de Woolpit. En algún momento del año 1173, los agricultores locales de Woolpit en Suffolk, Inglaterra, se sorprendieron al descubrir un niño y una niña llorando en un campo, hablando con un lenguaje ininteligible y con una piel de color verde. Los niños fueron llevados a una casa cercana para que pudieran alimentarse. Pero lo más sorprendente fue que los niños no tenían conocimiento de los alimentos que les ofrecían los campesinos, y tuvieron que aprender a comer. Aunque el niño murió poco después, la chica sobrevivió, fue educada y bautizada con el nombre de Agnes Barre y acabó cambiando su piel de color verde al de un humano normal. Agnes dijo haber venido de una tierra donde no había luz solar.

Un incidente similar ocurrió en Banjos, España, donde dos niños verdes, un niño y una niña, se encontraron llorando en una cueva.

Seres reptilodes
Una de las historias más ampliamente difundida entre los expertos de la Tierra Hueca es la de un espeleólogo llamado Jerry. En la década de 1990, un equipo de espeleólogos decidió explorar cuevas y cavernas alrededor de Missouri y Arkansas. Mientras exploraban una de las cavernas, Jerry trazó una ruta hasta llegar a un área que él creía que era en realidad el fin del sistema, cuando un anormal ruido encima de él le llamó la atención.


Jerry afirmó ver una extraña máquina semejante a un “carrito de golf” y a un hombre lagarto de dos metros de altura. La cara y la cabeza tenían la forma de un ser humano, pero con una nariz plana, sin oídos ni cabellos. La parte superior de la cabeza tenía una forma escamosa o una especie de cresta que se extendía hasta la parte posterior del cuello, y los labios y ojos eran inusualmente grandes. La criatura reptiliana tenía una cola de aproximadamente 1.5 metros y llevaba un traje de color dorado.

La experiencia del espeleólogo sirvió para confirmar la existencia de extrañas criaturas viviendo en el interior de la Tierra, pero aparte de este ser reptiloide, Jerry también afirmó haber sido testigo de la existencia de arañas gigantes sobre las cuales ya tenemos pruebas fehacientes, y otro tipo de misteriosas criaturas, al estilo fantástico del mundo descrito por el visionario escritor y dramaturgo francés Jules Gabriel Verne.

Conformación poblacional real del planeta Tierra
1. Este planeta está coexistiendo en 7 dimensiones dentro del mismo espacio, totalmente habitadas, hologramas vibrando en frecuencias diferentes, en densidades sin tiempo desde el pasado hasta el remoto futuro.


2. Sobre la corteza terrestre vivimos los humanos, plantas, animales, y algunos humanoides tipo reptiloide, la mayoría pertenecientes a la élite gubernamental, religiosa y económica de las grandes potencias.
3. De 10 a 20 km de profundidad viven reinos sutiles de la naturaleza conocidos como Gnomos, hadas, silfos, salamandras.  
4. En el fondo de los océanos viven las ondinas y sirenas. También se encuentran bases marítimas de pequeños seres extraterrestres la mayoría híbridos, denominados grises, fieles servidores de los draconianos.
5. Dentro del espacio comprendido entre los mantos superior e inferior del     planeta y rodeado de una esfera compuesta de oxígeno (23%), nitrógeno (76%), argón, neón y criptón (1%), existen ciudades comunicadas por grandes e iluminados túneles que atraviesan el planeta, habitadas por:

                                      * 4 etnias humanoides, 
                                      * 1 raza reptiloide extraterrestre, 
                                      * 1 raza reptiloide annunaki, 
                                      * 1 raza de draconianos extraterrestres, 
                                      * 1 raza insectoide extraterrestre.

Peligrosos seres draconianos provenientes de Alfa Draconis

Todos estos habitantes intraterrestres poseen elevadas tecnologías y se desplazan en sofisticadas naves u ovnis sobre las cuales se referencian frecuentes avistamientos. Aunque nos visitan seres del espacio exterior, la mayoría de estos ovnis provienen del interior de nuestro propio planeta y tienen salida al exterior por las aperturas de los polos norte y sur, por los océanos y por algunas otras aperturas al exterior, la mayoría localizadas sobre el misterioso paralelo 33 de los hemisferios norte y sur.

Cuando llegaron al planeta Tierra los seres de la constelación de Lyra,  nuestros padres genéticos, ya existían otros habitantes provenientes de Procyon, de Syrius C, y otros seres reptiloides, quienes inclusive intervinieron posteriormente nuestro ADN. Realmente los terrícolas humanos no somos ni los únicos habitantes de éste planeta, ni los pioneros, ni los propietarios de éste inigualable paraíso.

Para conocimiento de mis congéneres les informo que por seguridad, mantenimiento y protección, muchos son los planetas que son habitados en su interior, la excepción es la vida en la superficie exterior como sucede con los humanos en “nuestro” planeta azul. Y aunque teóricamente hay espacio suficiente para todos, la verdad es que razas reptiloides desean exterminar el 80% de la humanidad para colonizar plenamente la parte externa de este planeta con el apoyo de humanoides reptiles operando desde el vértice de grandes potencias, de extraterrestres infiltrados en la Nasa y en estancias del poder económico y religioso, y de ingenuos pero útiles políticos, estadistas y “religiosos”. He aquí la idea de llevar paulatina y progresivamente el macabro plan del Nuevo Orden Mundial.

Que todos seamos eternamente felices.

Felas du Richard


Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
En Colombia a los 23 días del mes de noviembre del año 2017, a:. m:. 6017

Muchos masones pero pocos Masones

A:L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
INTROSPECCIÓN
Felas du Richard

¿Qué es la Masonería?                                                                                          ¿Qué  es un masón?
¿En qué creemos los masones?                                                                  ¿Cómo somos los masones?
¿Para qué  se es masón?                                                                              ¿Qué significa evolución?
¿Qué son frecuencias vibratorias?                                            ¿Cuántos grados hay en  la Masonería?  ¿Quién es el G:.A:.D:.U:. / En dónde se encuentra?                                         ¿Quién es un grado 33?

Grados de la Masonería
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
(Rito Escocés Antiguo y Aceptado)

Libertad
1. Símbolos. Orgullo, suficiencia y soberbia. Ego. “ Guardián del Umbral ”
2. Deseos,  ilusiones y materia.  Creencias, ignorancias y supersticiones. Miedos  y emociones. Dragón del laberinto. Hemisferios. Moral y Rectitud
3. Aprendizaje & Grandeza. Antivalores teologales. Humildad & Gratitud  

OBSERVACIÓN

Igualdad

4. Dualidad. Sacrificio (Pelícano). Conocimiento (saber), voluntad (querer), valor (osar),        prudencia (callar).  
5. Muerte profana, regeneración. Ritmo, ciclo,  armonía, lealtad,  equilibrio.
6. Resurrección Fénix.  Exaltación Krística. Excelencia. Convicción

CONTEMPLACIÓN

Fraternidad
7. Liberación. (Águila). Conciencia. Presencia del Maestro Interior.
8. Identidad Superior
9. Amor cósmico. Realidad.

REALIZACIÓN

Caballeros Masones Élus Cohen.  Colombia, Noviembre 2017  A:.M:. 6017

Dualidad

A:L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
Felas du Richard


El polémico concepto de la dualidad puede generalmente enfocarse desde el punto de vista de la Filosofía y de la Teología. En los dos enfoques el dualismo se define como la existencia de dos principios supremos independientes, antagónicos e irreductibles como bien y mal, espíritu y materia, realismo e idealismo, blanco y negro.

Dualismo filosófico

La filosofía china resume la dualidad en los conceptos de Ying y Yang donde tanto el uno como el otro contienen un porcentaje de su opuesto. Esto es, todo Yang contiene algo de Ying y viceversa, dando a entender que no todo lo bueno es totalmente bueno ni lo malo perfectamente malo. Es un concepto de dualidad conciliadora.

Para el filósofo Platón existen dos realidades: una sensible de las imperfecciones y una ideal derivada de la perfección. Así, el cuerpo forma parte de un mundo sensible e imperfecto y el alma (espíritu) es eterno, etéreo y perfecto que pertenece al mundo de las ideas. Según Platón, cuando nace el ser, su alma (espíritu) se introduce en un cuerpo imperfecto al que solo lo liberará la muerte.

Aristóteles contradice la propuesta anterior conceptuando que tanto el cuerpo como el alma (espíritu) equivalen a un todo necesario e indisoluble. Posteriormente filósofos como Descartes o Kant diferencian entre alma y espíritu.

Dualismo teológico

Este concepto teológico defiende y propone la existencia del bien como principio divino asociado a la luz y a Dios, y un principio del mal  fruto de las tinieblas y del demonio. Por lo tanto el pecado es provocado por las fuerzas de la oscuridad y nunca por el hombre mismo.

Por su parte la iglesia católica habla de un Dios omnipotente que no crea sino el bien, el mal solo es obra del pecado humano cuando se asocia con las fuerzas del averno.

En líneas generales, las doctrinas dualistas coinciden en los siguientes rasgos: el principio del Bien es identificado con la Luz y el Espíritu; el principio del Mal con las Tinieblas y la Materia, o con el diablo o demonio (maniqueísmo). La materia es mala y principio del mal, creada por un demiurgo, distinto del dios bueno, o demonio principio del mal (Prisciliano), rigorista y extremo.

Dualismo y Masonería

En la Masonería el emblema primordial de la dualidad está representada en el ajedrezado o gama simbólica de cuadrados en blanco y negro, representando los  pares opuestos como la materia y la antimateria,  fracaso y éxito,  dolor y  placer,  noche y día,  profano y sagrado, todos  ellos como una respuesta pragmática derivada  de  lo conveniente y lo inconveniente, supuestamente latentes en el camino de la existencia en este plano.

Es absurdo pensar que toda dualidad procede del bien (positivo) y del mal (negativo) ya que sería ilógico pretender que el día es bueno y la noche mala, pues tanto el día como la noche forman parte de un mismo fenómeno natural no excluyente y necesario. El dolor no es malo ni el placer es bueno, son momentos relativos que siempre envuelven un halo pragmático y utilitarista.

Tanto el bien como el mal son frecuencias vibratorias mentales con determinismos diferentes de la  misma cuestión. Positivo y negativo son polaridades complementarias de una misma función. Las acciones no son buenas ni son malas solo convenientes e inconvenientes según el momento; son aspectos netamente relativos del aprendizaje y su respectivo enfoque evolucionista.

Einstein explicaba que el frío era ausencia de calor y la oscuridad ausencia de luz. En ese mismo orden de ideas lo profano corresponde a la ausencia de lo sagrado. Para alcanzar un ordenamiento sagrado se requiere un previo posicionamiento profano; para reconocer la luz es necesario identificar la oscuridad. El placer se encuentra en medio de dos dolores y para identificar el placer es menester reconocer el dolor. Placer y dolor, luz y tinieblas, profano y sagrado, son conceptos ubicados como eslabones suficientes e inseparables de la misma cadena, así como el número uno antecede al número dos, el dos al tres…y así sucesivamente hasta infinito.

En el seno de la Masonería se habla de una transmutación de lo profano hacia un enfoque sagrado, una especie de alquimia que habilitaría al Iniciado a un universo de superación. Sin embargo, el cuestionamiento se extiende más allá de esta percepción transmutadora, se trata de trascender; de entender el inicio como parte intrínseca de un proceso  y perseguir la continuidad sin posibilidad de retorno alguno.

En nuestro concepto el principal objetivo a alcanzar radica en superar la dualidad; a eso se refiere el simbolismo de pisar el ajedrezado, caminando en el mundo sobre él. Una vez superada la oscuridad y reconocida y alcanzada la luz, es indispensable continuar hasta fundirse en el resplandor.

Aunque se piense que la mentira justifique a la verdad, No podemos estar jugando entre la mentira y la verdad. La mentira es ausencia de verdad como un reflejo involutivo de inseguridad o engaño y debe ser distanciada del código de comportamiento humano ya que quien conoce la verdad automáticamente ignora la mentira aunque su esencia se esconda en la línea conductual. Existe un universo más allá de la verdad y donde no hay lugar a la absurda mentira, es esa la meta hacia el filosófico concepto de lo sublime.

No debería existir la necesidad de mentir y tampoco la necesidad de conformarse con una simple verdad; hay un algoritmo que supera la verdad y conmina la mentira que se conoce como perfección.


El camino de la vida es un sendero libre de dualidades; son realidades, nunca dualidades. Nacemos pequeños y luego crecemos, es una sola línea que todos transitamos con objetivos definidos. No es asunto de dioses, de pecados o de demonios. Para que llegue el día debemos paciente, pero objetivamente esperar a que termine la noche. Todo destino tiene un punto de partida; toda causa genera un efecto, todo error genera un aprendizaje y todo fracaso la semilla para alcanzar  éxito, éxito que normalmente es relativo.

Para entendernos, evolucionar, expresar la acción y manifestar excelencia todo debe provenir de LA FUENTE, y nunca de la mátrix manipuladora e impositiva de élites humanoides y de los arcontes.


La vida es el único común denominador de la manifestación. La vida sencillamente ES. La vida es inmutable, infinita e incuestionable y no admite ningún aspecto dual, por lo tanto, no puede hablarse de dualidad entre vida y “muerte”. La mal denominada muerte no es antagónica con la vida, la muerte es el aspecto más sublime de la vida, inevitable por decisión de nuestros ingenieros genéticos (dioses) en el “ascenso evolutivo” hacia dimensiones superiores. Por esto, dentro de la masonería se omite el término muerte para incorporar el  de trascender.

Considero que como hijos directos de El Emanador somos  moléculas de  eternidad sin puertos en esa vulgar lúdica reencarnadora manipulada por los arcontes y reptiloides.  Por lo pronto, lo único cierto es que debemos tender la continuidad  hasta fundirnos en el AINS, en La Fuente, en la Causa Prima, en el único D´S que ni la mente de los seres de luz más evolucionados del cosmos alcanzaría nunca comprender.

Para qué la dualidad

Lo que más daño hace a la evolución, a la identidad superior, al holístico progreso humano, es el determinismo de la parte negativa de esa indeseable línea de dualidad. La idea de los maléficos gestores (dioses) de la dualidad consiste en crear miedo, esperanza, fe y básicamente culpabilidad para perpetuar un dominio permanente y recidivante  de este  incomprensible purgatorio humano que ignora tanto su génesis como su destino de tan  histriónica epopeya.

Y pensar que si no identificamos el objetivo de ese paranoico juego entre lo malo y lo bueno, se caminará progresivamente en un interminable ajedrezado o círculo vicioso que entusiasma, que  entristece y nunca acaba, ni siquiera con la muerte ya que se regresa (rueda de sansara o reencarnación múltiple) para ingenuamente continuar nadando caprichosamente en el mismo fango de la ignorancia, la dualidad, el fatalismo y el engaño.


En la medida que el hombre identifique su poderosa deidad interior se dará cuenta que los aspectos que consideraba negativos, y que daban base a conceptos duales, solo eran fantasías de sus juegos mentales asociados a sus creencias, dogmas y culpabilidades. La ruleta del bien y del mal, del cielo y del infierno, teísmo y ateísmo, éxito y fracaso, riqueza y pobreza, dios y demonio, etc, son las nefastas herramientas duales desarrolladas por una perversa mátrix envolvente y mal intencionada, aunada a la posesión arcóntica que como parásitos demoníacos anidan en cada mente humana.


Cuando el ser transita por las interminables respuestas duales anula toda posibilidad de entender que la grandeza sencillamente radica en tener confianza en sí mismo, y esta es la meta que los arcontes de la involución tratan permanentemente de obstruir. Ellos saben que cuando el hombre logre descifrar su verdadera identidad, corone la cima de su verdad interior, y descifre el engaño de sus perversos dioses - de los temibles e involucionados arcontes y las religiones que los favorecen - se les agotan sus recursos de manutención energética y por ende su enigmática y perversa posesión.

El humano de tercera dimensión se ancla e involuciona gracias a las falacias de la dualidad que enriquece su infinito árbol de deseos y fantasías junto con una marcada indiferencia por el control de sus pensamientos, erróneamente aduciendo que estas variables son sus auténticas constantes de poder.                       

Dualidad y mátrix


Enfatizo que la dualidad es el concepto más idóneo y perverso programado por las élites para manipular el alma humana, fomentar culpabilidad, generar miedo y controlar la parafernalia de esta vulgar irrealidad en la que nos tienen sumergidos para sus satánicos proyectos.

¿Alguna vez se han preguntado quien creo al demonio, al pecado, al mal, al sufrimiento, a la pobreza, a la corrupción...? ¿Alguna vez han pensado quien y para qué se creó el dolor, el dinero, la enfermedad, la religión, el socialismo o el capitalismo?

Infierno o cielo son una vulgar manipulación de la que solo se favorecen los arcontes para alimentar su mega existencia en planos dimensionales mediante el manejo de la culpabilidad humana. La dualidad es el único infierno que existe.

La ingenua vertiente socialista del Nuevo Orden Mundial o el supuesto redentor capitalista, junto con las religiones son los peones del ajedrez arcóntico para reunir fácil e ingenuamente los becerros al sacrificio.

Debemos estar claros que día y noche, hembra y varón, sol y luna, blanco y negro no son dualidades son aspectos complementarios indispensables para fomentar y mantener el metabolismo de la existencia.

Fuerzas obscuras no humanas utilizando una red perversa de familias poderosas (élites humanoides), están manejando nuestro destino y extirpando nuestra dignidad, sencillamente para manipularnos y polarizarnos con una mátrix cada vez más diversificada y entretenida que nos inhibe la oportunidad de razonarla.

Trabajamos para exterminarnos y pensamos solo para fortalecer esta inexorable dualidad. Nos venden la idea de crecer para progresar pero realmente mientras las élites multiplican geométricamente su poder gracias a nuestro esfuerzo, nuestros miedos y nuestros proyectos. Los humanos permanecemos siempre dentro de ese ascensor de la dualidad subiendo y bajando, sin sentido alguno.

Religiones y grupos filosóficos, supuestamente poseedores de la verdad, nos bombardean equivocadamente con la bondadosa presencia de ángeles, de maestros ascendidos, de dioses “conciliadores”, de la justicia kármica, de los diezmos y los sacrificios, de la fe y la esperanza, del cielo y el infierno, y un sin número de falsas, pero muy comprometedoras premisas que diariamente nos hacen más dependientes de fuerzas antagónicas a la realidad del AINS.

Somos prisioneros de nuestra ingenuidad y del engaño, recursos básicos para mantener activa esta interminable fábrica de animales de granja. Realmente somos inocentes marionetas, fieles adoradores de arcontes camuflados ángeles y de esbirros dioses extraterrestres procreadores de ego, jugando a ser frágiles moléculas con pieles de dolor y trajes de arlequín para divertir sus copiosas cenas energéticas y sus suculentas ingestas de contenido humano.


Luchamos para “dignamente” morir y luego regresar en cero al mismo punto de partida alimentando el interminable ilusionismo de idas y venidas de esa ilógica rueda de sansara. La única manera de iniciar la ruta de la dignidad y de sentirnos auténticos en este espacio cósmico, consiste en trascender el concepto limitante de dualidad entre el mal y el bien, demonio y dios,   pecadores y santos, profano y sagrado, mentira y verdad.

Necesitamos entender que todo es Emanación y debe ser continuidad. Que la vida es sublime sin alimentar la fuerza dual. Que la rentabilidad humana es una amalgama emanada del optimismo, la convicción, la sencillez, la excelencia, la evolución y la identidad superior. Que fríamente debemos revisar dogmas y romper creencias. Que la Unidad y la Continuidad corresponden a la verdadera expresión de D´S.

Reconsideración

Superada esta dolorosa dualidad entre el bien y el mal, lo libre y lo prohibido, la verdad y la mentira, la gloria y el pecado, el cielo y el infierno, se logrará entender el horizonte de la evolución. Todo es y debe ser verdad, el cielo es rectitud, la gloria es libertad. Venciendo la mátrix que nos desaloja de nuestro hábitat y nos coarta nuestra realidad suprema, alcanzaremos la identidad divina. Rompiendo las diferencias culturales y educativas fomentaremos la igualdad. Somos seres  herederos de la luz y hologramas de La Fuente, opacados por las nubes de la dualidad, del miedo y la culpa, de las creencias y el engaño…

Hemos de tomar conciencia que esta supuesta “realidad” quántica es efectivamente una alegórica quimera perteneciente a un dantesco circo perdido en los confines de la eternidad que al final… nunca existió.

Que todos seamos eternamente felices.

Felas du Richard



Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
República de Colombia, Diciembre del año 2017, A:.M:. 6017