sábado, 5 de agosto de 2017

Personalidad Matemática

A: L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

Más allá de los números
Felas du Richard


Inducción matemática

La enigmática filosofía de los números es la más apasionante temática de carácter generalmente no académico. Por dicho motivo se desconoce el comportamiento del espacio en la esencia, la forma y el fondo sustancial de la manifestación. Probablemente sabemos para qué se usan los números pero ignoramos esencialmente cómo se estructuran. Debido a la generosidad del tema, que apasionó a filósofos griegos como a Pitágoras, contactaremos con aquellos modelos matemáticos incorporados en la concepción espacio-tiempo.

 
  
Los números son emanaciones mentales vitales; arquetipos  cósmicos implantados en la mente universal para generar orden, disciplina y belleza. Los signos matemáticos (+ - x :) son los íconos que forman propiedades (conmutativa, asociativa, distributiva y neutra) de manejo a los números. Los números no tienen propiedades, tienen personalidad, poder creativo,  aspecto organizativo y se interrelacionan con la analogía de las circunstancias del entorno.

Cuando la mente los ordena para alcanzar una meta se llama planificación, cuando los números se ordenan causalmente para alcanzar belleza se denomina en términos convencionales: suerte. Cuando las formas geométricas requieren aplicar belleza los números explican su validez e inmensidad.

Los números separados no suman ni  tampoco  restan, únicamente existen configurando el objetivo de la divinidad; y aunque el 4 equivale a 1+1+1+1 son los signos mentales los que manipulan volumen a partir de la acción repetitiva del  número uno (1) hasta llevarlo a infinito (∞). Es a partir de las matemáticas que el hombre se hace actor de la creación y artífice de la belleza.

Las formas corresponden a  una respuesta de la presencia matemática necesaria para identificar el fondo y disfrutar la esencia de la energía universal.  Sin embargo, cuando se suma mucho o se resta más allá de la capacidad almacenadora emocional humana aparecen estados de la personalidad atípicos asociados a patologías del comportamiento. Constantes emocionales como la ambición o la depresión son una respuesta acumulada de sumas o de restas, respectivamente. La ambición lleva a la corrupción y la depresión conduce al suicidio. La corrupción conlleva intrínsecamente a la descomposición celular y el suicidio a campos de antimateria.

Teóricamente existen 11 números base y una constante quántica relativa conocida como “Q”  de tal manera que uno más uno siempre será 1+1 (± Q), y suman 2 ± Q. Debido a este motivo quántico es que las buenas matemáticas no siempre  coinciden con el éxito. Los 11 números base son: 
0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, e

Realmente solo existen dos números: 0 y 1 el, gran misterio de la dualidad creativa o perfecta interacción entre la Nada y el Todo. Los números del 2 al 9 son realmente personalidades simbólicas, diseñadas para ganar espacio mental pues equivalen a presencia repetitiva del número 1, pero son poderosos comodines con capacidad transformadora a manera de iconos geométricos.

Cada número acumula la vibración de un nivel de frecuencia dentro  una dimensión determinada con excepción de “∞” que refleja efecto vibratorio mega-dimensional indefinido, y “0” que no significa “ausencia” sino totalidad no ponderable.

Aunque los números poseen un valor determinado en nuestro planeta de tercera dimensión, en otra dimensión pueden reflejar una  connotación quántica ponderal disímil, debido al cambio de frecuencia vibratoria y a la ley de la relatividad. Esto significa que aunque los números tiendan “lógicamente” a una similitud cósmica, sus respuestas en otra dimensión serán solo  quánticamente parecidas.

Los números base han sido por naturaleza intocables, nadie los ha cuestionado, son sencillamente números; Nacen desde que se forma la primera esfera de la idea de la vida. Los humanos dentro de los campos del “saber” han cuestionado hasta a D´s pero los números continúan siendo inmutables debido a que son arquetipos derivados de la formación de la materia, expresión tangible de la divinidad.

Primero aparece una voluntad inteligente, omnisapiente e indescriptible y de esta meta-intangible presencia se manifiesta la energía y  la materia. Su manifestación se explica a través de la geometría y las matemáticas que llegan hasta nosotros a través de nuestros padres provenientes del espacio exterior. Sin embargo, ¿qué pasaría si solo existieran seis (6) números base, u ocho (8), o 12 (€)? ¿Por qué solo los números convencionales de 0, 1, 2,..9 más infinito (∞ )? Algún día tendremos respuestas satisfactorias.

El ente humano como holograma de la divinidad está en capacidad de alcanzar sus objetivos incorporando a sus ideas, propósitos, proyectos o intensiones (Ω)  la identidad numérica (IN) respectiva y así convertirlos en un artífice de una inobjetable realidad creativa (RC).

IN x Ω= RC = Ω x IN

Para alcanzar este imponderable objetivo se necesita transitar íntegramente los cuatro sagrados senderos de la realización emanadora o alquimia realizadora, sin los cuales es imposible contactar algún tipo de esencia creadora; para hacer magia se requiere como requisito ser mago:

Rectitud, Humildad, Convicción e Imaginación.

La rectitud es el reflejo de la conciencia en el comportamiento diario, de tal manera que la acción sea proporcional a un pensamiento sano, altruista e inspirador donde reine la moral, la justicia, la dignidad, las buenas costumbres y la gratitud. “Nunca hagas a los demás lo que no quieras para ti y los tuyos”.

La humildad es la virtud de identificar sus limitaciones y controlar sus fortalezas eliminando decididamente la enceguecida soberbia. Entre más sepas: escucha más. Entre más tengas: calla más. Entre más puedas: observa más.

La convicción es la actitud divina, natural y positiva de nunca dudar ante las decisiones, proyectos y realizaciones.

La imaginación es el arte de acceder al subconsciente colectivo pensando en imágenes con proyección dinámica y creadora.

En este mundo más del 90% de la humanidad lamentablemente carece de estos cuatro senderos de poder, y mientras el ser carezca íntegramente de estas cuatro virtudes jamás alcanzará los beneficios del milagroso potencial a su fuente de realizaciones y su inútil intento lo llevará aceleradamente a la frustración y al fracaso.

La naturaleza no otorga méritos sin merecimientos. Por ello existe la ley del karma y el inexorable espiral evolutivo. El sueño y el despertar; el éxito y el fracaso. La magia no está en los números, está en el SER.

Identidad numérica
Número cero (0)

El número 0 es Energía que todo lo contiene. Indescriptible macro-molécula de luz que al parcialmente condensarse forma el UNO. Es un símbolo de extensión, sin principio ni fin, marco de referencia para indicar inmensidad más allá de la ponderación. Es el espacio de las realizaciones del subconsciente universal. Es la recóndita Flor de la Vida.

Podría significar conceptualmente la ausencia de algo pero esto es muy relativo ya que la ausencia de algo siempre incluye como complemento único la presencia del todo en un vacío siempre ocupado.  La nada, contiene al todo y mucho más; es la Presencia Hacedora o aspecto de la dualidad creativa.

Gráfico o condensación geométrica del número cero

El vacío absoluto no existe; la nada sin espacio ni tiempo es el origen divino de la existencia de un todo con espacio  y sin  tiempo, mínima sumatoria de todas las miríadas de la eternidad. Siempre que “falta” algo hay una inmensa contraparte oculta de un  todo que opera como una ecuación que no sabemos físicamente despejar pero que es mentalmente imaginable siempre y cuando estemos perfectamente seguros de su realización y presencia: “pedid y se os dará”.

El cero es el recipiente mental dentro de un conjunto de las grandes realizaciones, de tal manera que lo que se coloque mental o físicamente dentro de su gráfico de representación geométrica tenderá a realizarse. Es un verdadero “precipitador” de bienes materiales e inmateriales.

El cero hizo posible matemáticamente llevar las respuestas cuantificables hasta  la variable infinita. Sin la presencia del cero, la matemática convencional sería limitada, contrario a su sagrado designio de extensión hacia la plenitud infinita.

Desde el punto de vista pragmático existen dos ceros: un cero que colocado a la izquierda de otro número tiene connotaciones de interminables cifras no incluyentes y otro cero que colocado a la derecha tiende hacia interminables cifras positivas o de abundancia. Aunque el símbolo sea el mismo, la función coyuntural y filosófica es diferente.

La tendencia de estos dos extremos en la medida de su desplazamiento conduce a una característica divina de continuidad. La unión tangencial de los dos ceros forma una figura que se  simbolizada como ∞, es el número infinito.

En cualquier dirección que se mueva el espíritu, jamás contactará sus límites

Infinito es el doble cero a la derecha y a la izquierda de un punto cósmico. Infinito es el espacio donde se desarrolla el sueño supremo que multiplicado por cualquier número siempre estará en el umbral de la más remota distancia donde la mente suspende su recorrido. Equivale a traspasar el límite de un todo, sin remotamente alcanzar la NADA. En la antigua Grecia ya Demócrito se inspiraba en el “infinitus”  de átomos y del vacío que los contiene.


Utilizando este gráfico geométrico del número infinito puede enviarse un medicamento, un mensaje o información de un emisor (copia) hasta un transmisor (recibe), independiente de tiempo o distancia.

Número Uno (1)

Genio intangible mental de tesitura  dorada y  abundante personalidad  -armonizador de formas-  elegante, inspirador de ideas, activo, fuerte y  generoso, dispuesto a implantarse dentro de otros de tal manera que los demás números siempre lo tendrán incorporado como símbolo de pluralidad. Los siguientes números 2, 3, 4, etc., corresponden al UNO agregado tantas veces como la utilidad del mismo lo amerite:

Gráfico geométrico del número uno

P.E. (2 = 1 y 1), (3 = 1 y 1y 1), etc.

Cada presencia del número UNO en otros números genera su propia magia y fascinante misterio directamente proporcional a su propia identidad, contenido y esencia mental llevados al plano físico. Colocando física o mentalmente un objetivo en el centro de su representación geométrica genera poder y realización.

Número Dos (2)

Corresponde a la compatibilidad;  al número  uno reflejado en el espejo multiplicador de contenidos. El número 2 es el  misterioso espejo yin que duplica las formas. Es la puerta a otras dimensiones. Es la imagen del Vesica Piscis


Colocando mental o físicamente el vesica piscis a un espejo y el objetivo en centro (pez), se duplica dicho objetivo y así hasta la potencia n. Vesica piscis es un armonizador de soluciones.
Partícula dual en  la formación anímica de la vida (Vesica Piscis)

Número Tres (3)

Molécula engendrada del amor tierno, ingenuo y mágico de la  existencia flotando en el mar de la benevolencia. Trinidad perfecta (intelecto, razón, emoción) de los engendros numéricos  (eléctrica, magnética y atómica) de la materia:
3, 3+3, 3+3+3 = 3+ 6+ 9=18=1+8= 9

Simbología gráfica del número tres

Los números 3, 6, 9, son los números mágicos por excelencia por contener el elemento trino: 3x1, 3x2, 3x3
1 + 2 + 3         =  6
4 + 5 + 6 = 15 =  6
7 + 8 + 9 = 24 =  6
   ___  ___  ___    ___
           12 +15 +18= 45 = 18 = 9  
           3 + 6  +  9 =    18 = 9

Este símbolo del tres colocado sobre un punto de una geopatía anula su nocividad. Colocado sobre o debajo de un aparato electro-magnético que emita ondas alfa, beta, gama, X, verde eléctrico negativo o rojo eléctrico, elimina dichas energías malsanas. Colocado debajo de la cama produce protección y sueño reparador. Colocando en el centro un testigo elimina cualquier proceso espiritual negativo. Colocando en su centro alimentos o medicinas las hace más saludables, especialmente si han sido refrigeradas ya que su vitalidad se disminuye en un 50%, debido a la presencia del rayo verde eléctrico negativo presente en el frízer.

El 111 es la visión más genérica del tres que se manifiesta mental y físicamente en la tercera dimensión.

Número Cuatro (4)

Presencia femenina del Ordenamiento causal y Transmutación de las ideas. Modificador de los propósitos.

Imagen geométrica del número cuatro

Cuando se quiera revertir un pensamiento negativo debe operarse con el 4, colocando de inmediato al pensamiento inoportuno en el centro geométrico del número cuatro.

Este número es el punto donde convergen dos dualidades y se obtiene luz transmutadora. El verbo es poder creador expansivo a la quinta dimensión; la imaginación es poder contractivo desde la quinta dimensión.

Número Cinco (5)

La pirámide del universo que ilumina la conformación de las formas. Dinamismo presencial por interacción atómica en  5 submoléculas. Es la molécula enriquecedora de vida llamada agua.

Figuras geométricas correspondientes al número cinco

Colocado un objetivo (idea, medicamento, alimento, proyecto, personas) dentro de cualquiera de las figuras geométricas genera producción en armonía, conservación, energía y luz.

Número Seis (6)
Fotografía de una molécula de agua (Dr Emoto)

Imagen de la perfección intrínseca de las formas (número 9 invertido). En el fundamento de la vida Tres el fondo, Seis la forma y Nueve la esencia. La planificación y la continuidad de los buenos proyectos se encuentran inspirados en el número 6.

               Geometria del número seis            Imagen de un Crop Circle sobre campo de trigo

El seis es la forma de la molécula básica de las actitudes impregnadas en un ser vivo, p.e. agua. La configuración y continuidad de un proyecto debe estar inspirada en el número seis, ubicado física o mentalmente en el centro del potencializador.


Número Siete (7)

Imagen energética del mago, personificado en los 7 chakras que todo lo idealiza energéticamente. Es la eternidad  de la luz que potencializa  el conocimiento.

Gráfico geométrico del número siete

Colocando un proyecto en el centro geométrico conlleva múltiples asociaciones favorables perfectamente productivas.

Siete esferas de la geometría sagrada, la Fruta de la Vida

Número Ocho (8)

Energía omni-abarcante de los deseos realizables por correspondencia natural. Octaedro de la geometría sagrada, Reflejo material cósmico desde el infinito. Es el número de la “suerte” en Oriente.

Un objetivo  ubicado dentro de la representación geométrica tiende a su realización o la realización de algún otro objetivo figurado o que vibre en similar frecuencia, seguramente más productivo que el proyecto u objetivo original.

Representación geométrica del número ocho

Igualmente colocando en el centro una fotografía como testigo o un mensaje y como corrector un medicamento homeopático, cromoterápico o un mineral sobre el testigo o mensaje, la acción benéfica será una muy pronto una satisfactoria realidad.

Número Nueve (9)

El anciano genio de la generosidad con todos los demás números a los que apoya pero conservando siempre su identidad hasta el punto que la sumatoria del producto de 9 por cualquier número es igual a 9. Es el número mágico de máxima jerarquía hasta donde limita el UNO. 

666 = 999
6 6 6: 6+6+6= 18  1+8=9   6X6X6= 216  2+1+6=9
9 9 9: 9+9+9= 27  7+2=9   9X9X9= 729 7+2+9=18 = 1+8=9


1: 9= 0.111   2:9= 0.222  3:9= 0.333   4:9= 0.444  5:9= 0.555
6: 9= 0.666    7:9= 0.777   8:9= 0.888   9:9= 1.0    0:9= 0

Imagen geométrica del número nueve

Colocando mental o gráficamente  el 3 ó el 6  geométricos de un proyecto a la imagen geométrica del número 9, incentiva en proporción geométrica  su  éxito al potencializar el componente energético. Así mismo, colocado este gráfico en medidas de 9 x 9 de diámetro, o múltiplos de 9 en sitios de trabajo, en los cultivos. o lugares de meditación o de planificación,  incrementa muy favorablemente el ambiente productivo.

El interesante Phi

Phi, es otro apasionante ícono matemático de naturaleza colosal es aquel espectro involucrado en la belleza, en el equilibrio de las formas, en la correspondencia de los fenómenos macro y micro circundantes y en los siempre evidentes secretos mejor guardados de la naturaleza.

Es el Fi (Phi), cifra resultante al comparar una parte de con otra parte de sí mismo, después de dividir algo de una manera exacta y coincidente. Es la relación áurea, o el ratio divino, equivalente a 1.618 y su gemelo fi (phi) 0.618 pertenecientes los dos a una misma forma del ícono de oro.

1.6180339 es Phi el número sagrado generador por excelencia de armonía, belleza y expansión.

El matemático italiano Leonardo Fibonacci desarrolló la secuencia numérica que lleva su nombre, donde el resultado es la suma de los dos anteriores así:

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89,144, 233, 337, 610, 987, 1597, 2584, 4181, 6765, …

Al dividir cualquier número de la secuencia por el anterior produce un resultado aproximado a la relación áurea pero nunca exactamente igual debido a que la cifra corresponde a un número irracional. P.E. 34÷21= 1.615 cercano a la relación áurea  1.618


Si cada uno de los números de la serie de Fibonacci se eleva al cuadrado y luego se suman acumulándolos uno a uno, nuevamente la presencia ordenada de la serie comienza a aparecer de la siguiente manera:

Serie al cuadrado: 1, 1, 4, 9, 25, 64, 169, 441, 1156, 3025, 7921
1+1+4= 6                                                2X3
1+1+4+9= 15                                           3X5
1+1+4+9+25= 40                                      5X8
1+1+4+9+25+64= 104                               8X13
1+1+4+9+25+64+189= 273                       13X21
Etc…..

Todos los patrones de la naturaleza se basan en esta maravillosa  serie. La gran pirámide de Keops, conformada por 2,3 millones de piedras individuales con peso promedio individual de 70  toneladas c/u y 138 metros de altura, fue construida basada en el ícono de oro.

Así mismo, esta maravillosa cifra está  presente en las proporciones del cuerpo humano, las órbitas planetarias, los espirales de la Vía Láctea, los patrones de las semillas de los girasoles, las proporciones del ADN, y  de manera sorprendente en las frecuencias de los patrones que utiliza la naturaleza para llenar el espacio, llamadas fractales y simbolizadas como  ( ∆ ).

La Logia masónica de los Caballeros Masones Élus Cohen del Universo presenta en su logotipo masón, entre Escuadra y Compás, el majestuoso símbolo: 


reemplazando por tradicional convicción la convencional G de Geometría, Gnosis o God, amalgamando explícitamente sus doctrinas en la ciencia, el orden, el servicio, la magia kabalística, y el ejemplar comportamiento masón.

Caballeros Masones Élus Cohen del Universo

La famosa y muy utilizada letra π (3.14159265) -relación entre el perímetro de una circunferencia y su diámetro- es un apéndice resonante de la letra Pfi que debe revisarse por su valor real utilizado en la NASA de 3.14406055 y que la mayoría de matemáticos desconocen.

El físico matemático Benoit Mandelbrot, profesor de la Universidad de Yale, desarrolló un concepto a base de patrones de diferentes tamaños dentro de patrones, dentro de patrones, y así sucesivamente para identificar la estructura interior que identifica la conformación de la naturaleza; a este concepto lo denominó geometría fractal.

La naturaleza como parte etérica de la Emanación utiliza unos pocos patrones geométricos, energéticos, simples y autosimilares – fractales - los cuales concentra y repite ordenadamente para crear formas de todo lo que existe, desde un átomo y la vivencia humana hasta la concepción del cosmos. La geometría de los fractales va llenando el espacio en frecuencias o ciclos repetitivos identificables, determinados por el Phi de la proporción áurea.

Las frecuencias, número de observaciones o repeticiones de un tipo dado de sucesos, se podrían determinar en unidades tiempo. Sin embargo, son extensiones del espacio; el tiempo es una extensión del espacio. Los ciclos del tiempo son sencillamente espacios de repetición de fractales (∆).


La historia humana se desarrolla en fractales que se repiten, y se repiten y se repiten… que llevados al campo de la vivencia humana son parábolas del pasado que se repiten en forma de presente y se repetirán en forma de futuro, a lo que podríamos llamar ciclos del espacio que continuaran manifestándose en intervalos rítmicos hasta que pueda presentarse una mutación de patrones. Quien desconoce su pasado juega al póker de siempre con su porvenir.

El tiempo es algo más que una ilusión, es una realidad inexistente en una fugaz relatividad. El tiempo en esta dimensión es un concepto lúdico relativamente proporcional al evento mental. Carece de sentido contar “el tiempo” en la eternidad. Para qué temer si viajamos como estrellas por los senderos del espacio infinito con el permanente equipaje de la inmortalidad.

Como la proporción divina separa un fractal de otro en términos de frecuencia,  estamos en capacidad de predeterminar la fecha de un acontecimiento, conociendo la fecha origen del suceso (E). Basta multiplicar la fecha origen (E) por Phi; el resultado mostrará la nueva fecha del evento (E1) aunque en diferente sitio, las condiciones serán idénticas. 

Profundizando un poco más sobre este misterioso y   encantador ícono podemos sintetizar a la Manifestación Prima con la ecuación más sencilla y obvia de la grandeza: 

Phi (∑∆)∞ = Emanador o D ´ S.

(Fi multiplicado por la SUMATORIA de todos los fractales elevada a la potencia infinito)

Que todos seamos eternamente felices.

Felas du Richard


Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
En la República de Colombia, Junio 24 del 2017, A:.M:. 6017

sábado, 24 de junio de 2017

Magister Gamalibus Misterius : M:. G:. M:.

A: L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

(Documento Reaux Croix de los Élus Cohen, autorizado por el I:.P:. F du R)
     

Felas du Richard

Antecedentes
El tema más fascinante y controversial de la sociedad contemporánea sobre quien se han fabricado cientos de negocios, manipulaciones y mentiras, se relaciona con aquel hombre que cambiara el curso de la historia y por cuya fecha onomástica, ligeramente alterada, se da inicio al calendario gregoriano regente. Este gran hombre, Maestro de Maestros, fue quien con su fortaleza, con su templaria vida ejemplar y con su altruismo espiritual alcanzara un elevado estado  de conciencia,  su nombre: Jeshuah Bar Juda de Gamala, conocido como Jesús el Cristo.

Verdadera imagen del rostro de Jeshuah de Gamala materializada por Sathya Narayana Raju

El Maestro Jeshuah es en nuestro concepto el primer Gran Maestro Masón quien luchara por la libertad, la igualdad, la rectitud, la fraternidad, y el amor a Dios y al prójimo. Desde Él es donde se origina la cadena genética de los Élus Cohen y a partir de Él es como el Muy I:. & P:. Martines Depascualli funda la Logia Martinesista basado en comportamientos éticos, morales y sublimes de relevancia universal.

Jeshuah, significa literalmente salvador y en hebreo la forma más común del nombre Jesús. Bar Juda quiere decir hijo de Judas. Y, de Gamala  su lugar natal.

Su Vida
Nace en una ciudadela hebrea denominada Gamala el día 28 de marzo del primer año de la era cristiana. Su padre Ben Juda de Gamala o Judas el Galileo fue un dirigente político religioso judío avanzado de magia y kabalah, motivo por el cual también lo denominaban el encantador, palabra que en hebreo podría confundirse con “carpintero”. Judas el Galileo ofreció resistencia armada al censo que con propósitos fiscales había sido decretado en la provincia romana de Judea por el legado romano en el año 6 DC, y quien fungiera de máximo dirigente judío al trono de Israel. Jesús no nace en un pesebre en Belén ni tampoco provenía de una aventurera familia menesterosa.

Lugar donde estaba construida la ciudadela de Gamala

La ciudadela de Gamala ubicada en el pico de una montaña y rodeada de precipicios, se convierte en un verdadero nido de águilas rebeldes. Antes de ser tomada por los romanos en un cruento enfrentamiento, Judas ordena a su mayordomo Yusuf (José) huir de la cuidad por un pasadizo secreto junto con su esposa María y sus hijos. José, servidor de confianza de Judas era ya un hombre mayor, disciplinado, leal de la orden de su guerrero y valeroso patrón. Nunca ejerció el oficio de carpintero.

En las Antigüedades judías, el historiados Flavio Josefo afirma que Judas fundó, junto al fariseo Zadoq, el movimiento de los zelotes, que él considera la cuarta secta del judaísmo del siglo I (junto con saduceos, fariseos y esenios). Los zelotes eran una especie de Robin Hoods reaccionarios al gobierno y a la tiranía romana.

Flavio Josefo culpa a los zelotes de la Gran Revuelta Judía y de la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén. Los zelotes predicaban que solo Dios era el verdadero gobernante de Israel, y se negaban a pagar impuestos a los romanos. Cabe destacar que entre los años 66 y 58 AC, se presentaron 26 revueltas o resistencias judías dando a entender la permanente inconformidad del pueblo judío ante las autocráticas pretensiones romanos.

La madre de Jesús: Mara, Miriam o María, esposa de Judas el Galileo, fue una mujer judía de Nazareth de Galilea a quien la historia cristiana santifica en términos de virginidad y castidad. Fue una maravillosa y abnegada mujer quien estuviera siempre presente y activa en los momentos políticos de su esposo Judas y posteriormente de su hijo Jesús, de sus otros hijos menores y demás familiares de la causa zelote.

En el evangelio de Lucas se precisa que María dio a luz a su hijo primogénito. La palabra primogénito señala expresamente el primero (del latín primogenitus) lógicamente también se presupone de por lo menos dos hijos, ya que si sólo fuera hijo único sería el hijo unigénito.  Lo cierto y sorprendente es que el primer parto de María fue bendecido por gemelos: Jeshuah y Tomas, o “taoma”, pseudónimo de gemelo.

Entre los discípulos de Jesús se encuentran: Simón por sobrenombre “Pedro el zelote”, tío de Jesús; Tomás su hermano gemelo, Andrés su hermano, Santiago (Jacobo) su hermano el de Zebedeo, Judas su hermano y Juan su hermano menor. Felipe y Bartolomé, Mateo el publicano, Santiago el de Alfeo, y Judas Iscariote (sicario) hijo de Pedro, también conocido como Judas, discípulo leal y más allegado de Jesús, maestro del shuriken, poderosa arma de artes marciales.

De acuerdo a las normas judías, todo varón judío tiene y debe  esposarse muy joven. Jesús se casa a los 33 años con María de Magdala, tierna y valiente mujer mejor conocida como María Magdalena a quien la iglesia calumnio como prostituta y pisoteó como mujer, solo por mantener una absurda soltería de Jesús como un personaje eunuco nacido de manera sobrenatural sin padre biológico y con una madre virtual. Desde esta ilógica condición se subvalora irracionalmente la ley de atracción natural, el vínculo humano del amor y la continuidad de la especie a las que todo hombre normal tiene derecho. Avatares como Budha, Krishna, Zoroastro, Rama, Shiva, o los famosos padres de la iglesia, eran casados, tenían su respectiva consorte. María Magdalena desencarna en Provenza, Francia, en el año 63 DC.

La Boda de Canaan

De su convencional relación afectiva con María Magdalena nace una hija llamada Sara, que significa princesa. Sara, el verdadero enigma del Grial o Sangre Real,  fue llevada en el vientre de su madre de dos meses de gestación, luego del brutal martirio de la crucifixión, al sur de Francia.

A principios del siglo V, los Reyes Pescadores descendientes de Jesús y de María se unieron en matrimonio a los francos Sicambrianos, y de ellas surgió una dinastía “reinante” completamente nueva. Fueron los Reyes conocidos como Merovingios quienes fundaron la monarquía francesa e introdujeron la muy conocida fleur de lys, símbolo de maestría en la masonería y emblema real de Francia.

En 1888 el pequeño pueblo marinero francés de Les Saintes Maries de la Mer, población a donde arribara María Magdalena, María madre de Jesús (y Sara), entró en la historia por la puerta grande. Hacía sólo medio siglo que había cambiado su antiguo nombre de Notre Dame de la Mer por el de Les Santes Maries, cuando Vincent Van Gogh pintor holandés de 35 años lo eligió para pasar una temporada en él.

Les Saintes Maries de la Mer (Van Gogh)

Su Obra
El Maestro Jesús nunca fundó ni la religión cristiana ni religión alguna. Su movimiento zelote era más político que religioso en favor de los más necesitados y desfavorecidos, y en contra del dominio irracional y personalista de las dictaduras romanas. Quien realmente funda el cristianismo es Pablo de Tarso, controversial personaje posteriormente santificado por Roma para fortalecer el cuadro de su religiosa industria.

Jesús inició su formación en centros de estudio de los Esenios; estuvo en el Tibet durante 20 años estudiando filosofía, ciencias, artes marciales y espiritualidad. Viajó por el sur de Europa, estudio magia en Egipto y culmina su periplo en Israel donde cumpliría su objetivo de rescatar la voluntad popular y reorganizar el movimiento zelote iniciado por su padre Juda de Gamala.

Empieza su labor identificándose como “yo soy el hijo del hombre” expresando en varias oportunidades “Soy el rey de los judíos” pues el Maestro Jesús pretendía continuar el linaje de David en Israel y alcanzar las metas e ideologías políticas de su padre biológico.

Confronta su lucha manifestando su relación espiritual como “yo soy el hijo del Padre” y finaliza su identidad como “mi Padre y Yo somos Uno” cuando ya había adquirido la Conciencia Krística, exclamando en su profundo dolor: “Mi reino no es de este mundo”.

Poseía una sólida convicción de su poder natural -aprendido de sus maestros tibetanos-, mágica fortaleza que utilizó en favor de enfermos y desposeídos utilizando el efecto energético del Espíritu Santo o fuerza divina de omnipresencia universal, al cual todos tenemos acceso canalizando el poder de la convicción y el encanto de la imaginación.

Fue un verdadero Avatar quien a través de su esfuerzo y su trabajo logró como humano alcanzar su estatus krístico y entender su constitución divina como una extensión perfecta y holográfica de El Emanador. Transmitió los sencillos secretos de la felicidad a través de la libertad y la identidad de comportamiento gregario que muy bien expresara en el código conductual del Sermón de la Montaña. 

Su Martirio   
La Última Cena se realiza acompañado de su esposa M:.M:. y de sus más allegados discípulos, donde se debatieron aspectos de contenido político. Esta cena nunca fue tan cordial como nos lo quieren vender la iglesia y demás engañados líderes cristianos. La pintura de Leonardo Da Vinci muestra una idea bastante aproximada de tan conflictiva reunión.

La Última Cena (Da Vinci)

Jesús es aprehendido junto con muchos de sus discípulos entre ellos Dimas y Gestas compañeros laterales de crucifixión, y Barrabás. Para ello fue necesario enviar una cohorte romana compuesta por 666 soldados romanos, lo que indica claramente que él y sus discípulos estaban armados hasta el punto de que en el momento de la detención se forma una riña donde las espadas irrumpieron el silencio de la noche. 


Judas “iscariote” nunca lo traicionó. Fue una orden del mismo Jesús a su primo y discípulo más cercano, desde la perspectiva de la lealtad y la confianza para que se cumpliera la profecía y se aplacaran las sangrientas persecuciones a sus seguidores; su objetivo político no se configuró en su totalidad, pero sentó las bases para hacer posteriormente de Israel un pueblo libre y energéticamente poderoso.
  
Judas iscariote no se suicidó en la cárcel, lo asesinaron sus mismos compañeros de lucha por “supuesta” traición.

El martirio al Maestro fue infame y brutal, no existen palabras para describirlo. Lo sentencian al suplicio de la cruz, lo coronan de espinas, lo escupen, vituperan, golpean y obligan a llevar sobre sus hombros el madero horizontal de una pesada cruz de madera.

La sentencia de la cruz en Israel era únicamente castigo para prisioneros políticos y no implicaba la muerte sino el dolor y el escarnio público. Para que un reo muriera en la cruz era necesaria la orden de fracturar la tibia y el peroné para que se presentara una asfixia inminente como lo sucedido a Dimas y a Gestas en el mismo escenario del Calvario.

Pero al llegar a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua.
Juan (19, 33-34)


Jesús no muere en la cruz y por lo tanto se desvirtúa la resurrección. Cuando queda inconsciente un guardia atraviesa un costado del cuerpo con una lanza para corroborar una supuesta muerte.  La lanza se menciona sólo en el Evangelio de Juan (19,33-34) y no aparece en ninguno de los evangelios sinópticos. En el evangelio se indica que los romanos planearon romper las piernas de Jesús, una práctica conocida como crurifragium, que era un método doloroso de acelerar la muerte durante la crucifixión de los condenados políticos a este tipo de castigo. Momentos antes de que los soldados romanos así lo hicieran, vieron que él ya había muerto y por eso pensaron que no había ninguna razón para romperle las piernas. Para cerciorarse de que estaba muerto, un soldado le clava su lanza en un costado.

El fenómeno de la sangre y el agua era considerado como un milagro de acuerdo con Orígenes, aunque el agua se puede explicar biológicamente por la perforación del saco pericárdico. Sin embargo, para los católicos tiene un simbolismo más profundo adaptado por las jerarquías “religiosas” desde el Vaticano.

El nombre del soldado que atraviesa el costado de Cristo era Longinus y no es mencionado en la Biblia, pero en las referencias más antiguas que se tienen de la leyenda, el evangelio apócrifo de Nicodemo, de fecha desconocida, alrededor del siglo IV, también llamado Hechos de Pilatos, el soldado es identificado como un centurión llamado «Longino» («Longinus» en latín) en el que además se menciona a los ladrones crucificados junto a Jesús: Gestas y Dimas.

Miniatura de la Crucifixión, Evangelios de Rábula

Una forma del nombre Longinus también aparece en una miniatura en los Evangelios ilustrados por Rábula en 586 d. C. (actualmente en la Biblioteca Laurenciana, en Florencia). En la ilustración, el nombre Longinus está escrito en griego sobre la cabeza del soldado que perfora el costado de Cristo. Ésta es una de las primeras referencias del nombre, si es que no es una inscripción hecha posteriormente.

La tradición cristiana, refiriéndose a la novela La lanza de Louis de Whol (1955), le identifica como Cayo Casio Longinos ("Gaius Cassius Longinus", en latín), con lo que quien atravesara a Jesús con una lanza se llamaría igual a uno de los principales asesinos de Julio César.

La conocida Lanza de Longinus adquirió una misteriosa energía  y a través del tiempo se ha podido corroborar  que quienes la han poseído lograron poder y dominio mientras permanecía con ellos (¿coincidencia o realidad?) como en los casos de Julius César, Carlomagno o de Hitler, quien aunque anticristiano era simpatizante del ocultismo, se apoderó  por conveniencia de la lanza y la trasladó a Nüremberen 1944. Al ingreso de los americanos al país alemán, el teniente William Horn la localizó el 30 de abril de l945 y en nombre del gobierno de los EE UU toma posesión de ella y la trasladan al continente americano. Actualmente la posee el mismo gobierno norteamericano.


En la Ópera Parsifal del compositor alemán Richard Wagner se hace constante mención a dos reliquias muy importantes dentro de la fe cristiana. La primera de ellas es el Santo Grial, en torno al que gira el eje argumental de la ópera, y la otra la Lanza Sagrada de Longinus, que termina quedando en poder de Parsifal tras haberla podido sacar del bien custodiado castillo del Mago Klingsor.

Cuando se presenta la pérdida de conciencia de Jesús como consecuencia de tan extenuante tortura, un acaudalado esenio, seguidor de sus doctrinas y planteamientos llamado José de Arimatea, solicita su cuerpo y lo conduce a un amplio espacio de piedra a manera de una tumba, recóndito lugar donde llegan mujeres con esencias, mantas y bálsamos para redimirlo y tratar de recuperarlo. Al tercer día el Maestro Jeshuah ya no se encuentra en el lugar. Se manifiesta físicamente ante su hermano gemelo Tomás - quien duda inicialmente de su presencia-  y luego a otros de sus séquitos y familiares.

Tumba de Jesús en Cachemira

Nuestro amado Jesús hace vida de gentil instructor bajo el nombre de Isa en Cachemira país donde Trasciende hasta el Oriente Eterno a la edad de 54 años. Su tumba aún es custodiada por algunos de sus familiares.

Reconsideración
Y así se resume la historia del Hombre más grandioso que ha poblado este universo, quien siendo hombre encontró interiormente su divinidad alcanzando el Kristus o Estado superior de Conciencia al que todos, basados en Su abnegado ejemplo, estamos obligados a alcanzar. Jesús, el maravilloso Ser que reconoció a Dios dentro de su divinidad humana: “Mi Padre y Yo somos UNO” fue Quien con su trabajo y su sacrificio se posesionara como átomo nous en el corazón de todos Sus semejantes.

La iglesia católica ha lamentablemente tergiversado de manera vulgar y reiterada la verdad, y borrado muy a propósito los verdaderos acontecimientos con el fin de mantener su obscuro y acaudalado poder económico, apoyada en una pseudo-anunciación virginal de María, una divinidad no humana del Maestro Jesús y una pseudo-resurección que nunca existieron.

El primer evangelio del Nuevo Testamento, el de Marcos, fue escrito 107 años después del acontecimiento Jesucristo, luego de diferentes versiones boca-oído a través del tiempo; es por esto que ni siquiera los cuatro evangelios coinciden en la supuesta genealogía de Jesús. Además, en los diferentes Concilios se modificaron voluntaria y caprichosamente los evangelios y se rechazaron muchos manuscritos relevantes por considerarse apócrifos e inconvenientes.


El Concilio de Nicea I (o Primer Concilio de Nicea) fue un sínodo de obispos cristianos que tuvo lugar entre el 20 de mayo y el 19 de junio de 325 en la ciudad de Nicea de Bitinia en el Imperio romano. Esta ciudad hoy es llamada en turco İznik y forma parte de la provincia de Bursa en Turquía. Fue convocado por el emperador romano Constantino I y es considerado el primer concilio ecuménico por las Iglesias que se reconocen católicas y por algunas Iglesias protestantes. Se supone que fue presidido por el obispo Osio de Córdoba, de quien se cree que era uno de los legados oficiales de los intereses del Papa.

Sus principales intencionados logros fueron el arreglo de la cuestión cristológica de la naturaleza del Hijo de Dios y su relación con Dios Padre, la construcción de la primera parte del Símbolo niceno (primera doctrina cristiana uniforme), el establecimiento del cumplimiento uniforme de la fecha de la Pascua, y la promulgación del primer derecho canónico.

Manuscritos apócrifos, testimonios escritos de periodistas de la época como Flavio Josefo y otros documentos como los papiros o 972 manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán -llamados así por hallarse en grutas situadas en Qumrán, a orillas del mar Muerto-  son una prueba más que dan fe científica e inobjetable a una verdad que jamás podrá esconderse.

Desde el Vaticano, una multi-mega millonaria sociedad  corrupta y  amoral, a lo largo de los siglos ha especulado de manera exitosa sobre su acomodada mentira,  manipulando la conciencia del 12% de la creyente y engañada población del planeta.  
 “...y la verdad os hará libres”. Juan 8, 30-36

Que todos seamos eternamente felices.

Felas  du Richard
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
En Colombia a los 7 días del mes de abril del año 2017, a:. m:. 6017